Reacciones psicológicas ante la pandemia del COVID19

REACCIONES PSICOLOGICAS A LA PANDEMIA DEL COVID19

Estamos viviendo una época diferente a todas las que ha vivido la humanidad, confinados cada uno en su casa en España sin poder salir nada más que a comprar o para alguna cuestión urgente, como trabajos esenciales, ir a la farmacia, a por comida, atender a algún familiar dependiente y poco más. Esta situación es similar a una guerra, de las que la humanidad tiene memoria colectiva, sabíamos quien echaba las bombas, o qué potencias se hacían la guerra entre ellas. Pero en esta guerra virológica no sabemos donde está el enemigo, ni siquiera lo vemos,  sabemos que es un coronavirus de la especie del Sars, similar a las gripes , pero mucho más peligroso por su extremado contagio. Lo que sí conocemos es que se creó en Wuhan, China.

En este artículo vamos a dejar de lado el tema de su origen, que en mi opinión por la información que tengo, parte del laboratorio de biotecnología de Wuhan que experimentaban con virus y murciélagos. Para quien le interese, dejo este enlace:

http://www.alertadigital.com/2020/04/13/documento-exclusivo-rastreando-el-origen-del-coronavirus-en-wuhan-el-primer-reportaje-que-investiga-en-profundidad-como-nace-el-virus-del-partido-comunista-chino/

Me comentan algunas personas que están nerviosas, angustiadas, que no duermen bien.  Otros están tranquilos, relajados y realizando tareas que antes no podían realizar. Cada persona está viviendo esta situación de una manera, según su propia fortaleza interior o resiliencia, según sus habilidades y capacidades.

Hay personas que niegan la realidad,  no quieren informarse de nada relacionado con esta pandemia, les supera, sobre todo a las PAS (Personas Altamente Sensibles), y prefieren, en caso de no tener problemas económicos, comentar chistes, recetas de cocina, bailes, canciones, poesías, y cualquier cosa con tal de sumergirse en un mundo feliz. En este apartado están los niños, que en su inocencia son felices de estar en casa, con sus padres, hacer deberes, ver la Tablet, leer. Se trata del mecanismo de la negación, que no dura siempre, sino que la persona poco a poco va saliendo de él, haciéndose a la idea de donde estamos, por qué hemos llegado hasta ahí, y poco a poco va racionalizando esta situación tan terrible como cada uno quiera o pueda verla: Si ha tenido algún enfermo o él mismo lo ha estado del Covid19 o bien de otra enfermedad, si es autónomo, empleado o empresario  y carece de ingresos que le permitan sobrevivir.

Esta situación, como cualquier otra en la que la persona deja de poder controlar y manejar, es creadora de una gran angustia, miedo, ansiedad, incertidumbre y si no controlamos la mente nos puede hacer sentir un gran desasosiego, alteración del horario nocturno, insomnio, pesadillas.

Así tenemos dos extremos de  posibles reacciones: el mecanismo de negación mental donde la persona se centra en el mundo de yupi, donde todo es paz y amor, y el otro extremo de dar vueltas a la cabeza dejándonos llevar por pensamientos e ideas invasoras, irreales, adelantándose a un futuro nefasto, negro, donde incluso la persona se puede ver morir del virus o de hambre al carecer de ingresos, incluso ideando que no haya alimentos en las tiendas, etc.

Estos dos mecanismos son humanos, naturales, pero no son generadores de equilibrio, de salud mental.

Es natural estar preocupados por la situación en la que estamos inmersos, con un enemigo al que no vemos, sumamente pequeño, peligroso y que está encerrando al planeta en sí mismo, sobre todo al mundo occidental, y donde está muriendo mucha gente, fundamentalmente en las ciudades más pobladas. Y lo peor de esta pandemia es que nos hace huir del otro ser humano, incluso de nuestros seres queridos, por miedo al contagio.

El futuro no lo conoce nadie. Hay quien dice que es la peor situación que pudiéramos vivir. Pero no se dan cuenta que en todas las situaciones de este mundo dual, existe su parte positiva y su parte negativa. El virus se ha cebado en las grandes ciudades, mientras que en las poblaciones pequeñas, no hay casi nadie o nadie contagiado. Quizás sea el momento de llenar la España vaciada, de volver a cultivar el campo, animales,  llevar una vida más tranquila en un pueblo pequeño. No sabemos el futuro a donde nos conducirá, pero seguro que esa época en un futuro próximo será mucho mejor que la actual, porque la evolución existe, con dientes de sierra, pero existe, hacia formas cada vez mejores. Aunque ahora todo lo veamos negro.

Es positivo buscar la verdad, la justicia, la libertad. Las tres virtudes deben ir juntas para que exista la Bondad, tal y como nos decía el filósofo clásico Platón. Y si actuamos de esta manera nos sentiremos bien. A fin de cuentas la muerte es una realidad que nos va a llegar a todos, aunque es un paso a otra dimensión, donde dejamos esta envoltura material. La Psicología Transpersonal o Espiritual nos anima a hacer meditación, oración, a conectarnos con lo más elevado que tiene cada ser humano, aunque sea 10 min al día. En los momentos trágicos es  donde más nos ayudan nuestras creencias espirituales, tal y como nos decía el psiquiatra Luis Rojas Marcos,  Jefe de Salud Mental de los hospitales de Nueva York cuando ocurrió la catástrofe de la explosión de las Torres Gemelas el 11S de 2001: “las personas con creencias espirituales sobrellevan mejor las circunstancias más difíciles, se deprimen menos y pueden con su claridad mental y fortaleza interior ayudar mejor a los que les rodean”.

Es momento de cuidar el cuerpo: comer sano y bien, tener higiene sin obsesionarse, dormir bien, y cuidar la mente: tener conversaciones con amigos y familiares, ver videos y leer libros instructivos. En lugar de luchar contra algo o alguien, considero que es mejor ser positivos, proactivos y mostrar una forma mejor de ser humano: con valores, con generosidad, sinceridad, lealtad, amistad y ayudando a todo el que lo necesita. El que tenga oídos, oirá, el que tenga ojos, verá, y quien no, pasará de largo.

Cuidemos nuestra psique, nuestra alma, ánima, que anima y mueve el cuerpo, le imprime alegría o tristeza, ideas nobles o destructivas. Estoy segura que todo esto pasará como una pesadilla y saldremos más reforzados. Entonces pediremos que se haga justicia ante China y ante nuestro gobierno por no haber tomado medidas a tiempo.

Fdo.: Angeles Morán Tamarit

Psicóloga CV-03179

PSICOLOGIA INTEGRAL

1 Respuesta

  1. admin
    Interesante artículo.

Agregar comentario